No abandones tus sueños – 2021-06-15T090440.937

El Auto Enlodado

En el patio de la agencia, estaba el auto más sofisticado, el cual lo tenían allí, el objetivo era mostrarlo al público por dentro para poder adquirirlo, pero había un problema, dicho auto estaba lleno de lodo rojo, hasta los vidrios de manera que no había forma de poder ver hacia dentro del vehículo sofisticado.

Todos los que lo veían, no se interesaban en el auto, y se llevaban los menos sofisticados pero que estaban nítidos como los suelen poner en las agencias.

Por dentro el vehículo sucio estaba tan nítido que solo era necesaria abrir la puerta para poder enamorarse de ese auto y ver lo que realmente podía hacer con toda la tecnología instalada.

Pero, ¿por qué estaba el auto sucio en una agencia así?

El dueño de la agencia quería comprobar que ocurría con la actitud de las personas al haber un auto así, aunque tuviera toda la tecnología mejor que los demás.

Llegó un campesino a dicha agencia y le llamo la atención dicho auto, y al ver el lodo del cual estaba recubierto entonces aún más le hizo recordar su tierra en la cual trabajaba.

El campesino pidió ver ese auto y una prueba de manejo.

El dueño envió a su asistente, y que le diera todos los detalles al cliente.

Al estar frente a la puerta él asistente le dijo que ese auto solo tenía que escuchar la voz del dueño, y se abría la puerta al grabar las tonalidades de la voz y el vehículo se abrió, el cual podía ser modificado por los comandos, al ver aquella belleza por dentro ver que era 4 x 4 camioneta con un Torque sorprendente de adherencia y 500 caballos de fuerzas. El campesino dijo: este me lo llevo porque me lo llevo, es la máquina perfecta.

Ellos lavaron el auto, y al verlo limpio era un flamante auto que realmente dejaba con la mirada paralizada a cualquier persona, pero que estaba cubierto por tanto lodo.

Jesús nos lavó de nuestra suciedad dejando al descubierto una nueva persona, que ahora tiene una nueva posición en la tierra y una ciudadanía en los cielos. Jesús nos da su ejemplo para que nosotros después lo hagamos para con los demás. «...y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre... Apocalipsis 1:5.

En la vida misma pasa lo mismo, nos encontramos con personas enlodadas por su pobreza y su falta de oportunidades o falta de buena vestimenta, o falta de buenos empleos que los dignifiquen, pero que al, tener oportunidad de ser valorado por otros que creen en ellos, o cuando pueden lucir nuevos atuendos, cuando demuestran sus capacidades ante otros, cuando alguien acucioso y de buen corazón que valora les descubre, es allí donde podemos notar la calidad de persona que hay en su interior, la gran capacidad que tienen, pero que su humildad, pobreza o falta de oportunidad le tenían escondido, pero al haber alguien que se interese en dichas personas entonces el mundo conocerá aquel gigante que todos deben ahora ver y que será bendición al mundo entero, dando todo su potencial y brillantez.

Muchas personas mueren con el lodo sobre ellos, pues muchos les vieron así y nunca les dieron la oportunidad de poder ver dentro de ellos, y así poder aprender de esas grandes personas que estaban escondidas.

El hecho de estar enlodados, no nos hace perder nuestro verdadero valor, solo que para las personas normales, todo lo bueno o que quieren adquirir se les debe primero adornar y que sea fácil para sus ojos y atractivo aunque sea una mala compra la que harán, pero cuando se ve más allá de las apariencias allí es donde la visión se ensancha y puede adquirir aún más de lo previsto.

No menospreciemos aquellos que están oculto por una capa de lodo o polvo, al contrario, veamos qué hay debajo de dicha capa y entonces estemos listos para el verdadero descubrimiento.

Leave a Comment

Your email address will not be published.